Menu Big Bang! News
Recetas de Cocina Recetas fáciles.

La clave para cocinar el mejor pan casero, paso por paso

Hacer pan en casa es muy sencillo y súper económico. Con 3 ingredientes básicos como el harina, agua y levadura mas un poco de entusiasmo podemos lograr grandes resultados. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Ya es momento de terminar con las excusas y acabar con la mentira de: “…no sé hacer pan casero….”. Cualquier persona en edad razonable para manipular un horno está capacitada para hacer pan en su propia casa con ingredientes básicos.

Existen cientos de variantes, tipos de harina e ingredientes para hacer todo tipo de pan, desde panes de cerveza hasta pan dulce, las posibilidades son infinitas. Pero la idea de hoy es enseñar la receta más práctica posible.

pan casero
Nada mejor que un rico pan casero!

En tan solo 4 pasos y con ingredientes que todos tenemos en casa podremos obtener un sabroso pan casero de primera calidad.

 INGREDIENTES:

 

Harina OOO – 1 KG

Levadura en polvo – 10 gramos

Agua – 500/600 cc

Aceite – 10/20 cc

Sal y azúcar una cucharada grande  de cada una.

 

PASO 1 

En un bowl o recipiente grande mezcla primero los elementos secos. Harina + levadura + azúcar + sal.

IMPORTANTE: Evita que la sal y el azúcar esten en contacto directo con la levadura. Para eso lo mejor es primero poner la levadura en el harina, mezclar bien y luego incorporar azúcar y sal.

harina y agua
Recipiente grande, agua, harina, levadura y amasar.

Mezclalos bien y luego incorpora el agua y el aceite. Mezcla todo hasta obtener una linda masa y sacala del bowl para amasarla contra la mesada, así trabajas más cómodo/a.

CONSEJOSiempre tene harina de más por las dudas!

Si no estas canchero con las cantidades de agua exactas, ya que siempre va a depender del tipo de harina y la humedad del ambiente, lo mejor es pasarse un poco con el agua, que quede la masa pegajosa e ir corrigiendo con harina hasta lograr una masa compacta.

 

PASO 2

Una vez que hayas logrado una linda masa, que no se pegue y que no haya quedado dura, amasala con fuerza por unos minutos.

masa de pan
Una vez lista la masa hay que dejarla reposar.

Luego déjala reposar en el mismo bowl donde amasaste tapada con una bolsa de nylon así no entra nada de aire, pero tene en cuenta que esta masa tiene que crecer, así que déjale algo de espacio.

Mientras más humedad y calor haya en el ambiente mejor. De esta forma la levadura podrá trabajar en mejores condiciones y la masa crecerá más y más rápido. Lo ideal es dejarla de 1 a 2 horas. Pero a veces con 45 minutos alcanza.

TIP: Un detalle que suma muchisimo es poner una olla con abundante agua a hervir. Esto va a generar muy buena temperatura y humedad necesaria para que la masa crezca.

PASO 3

Llego el momento del segundo amasado para desgasificar y terminar nuestros panes de la forma deseada.

Agarra la masa y empeza a formar el tamaño de pan que quieras lograr. Podes hacer bollitos, flautas, tipo pebetes, la forma que quieras.

Simplemente de la masa grande que dejamos reposar vamos a cortar con un cuchillo y moldear con las manos la forma deseada.

Bollitos de pan
Podrás hacer el pan de la forma que quieras!

Estos nuevos panes van a ir sobre una fuente de horno aceitada. Los vamos a tapar con bolsas de nylon nuevamente y les vamos a dejar descansar por 30/45 minutos mas en un lugar cálido y bien húmedo. Si es posible, pone a hervir una olla destapada con abundante agua así se genera un buen clima de humedad.

Si tenes algún molde para pan, recorda que generalmente este dobla su tamaño mientras se cocina, así que ojo con las cantidades.

 

PASO 4

 El último paso, con mucho cuidado y sin movimientos bruscos vamos a sacarle las bolsas de nylon a nuestros panes y los vamos a llevar al horno medio/fuerte durante 15/20 minutos, hasta observar que están dorados de arriba.

pan al horno

Hacer pan en casa es muy fácil, solo hace falta tiempo y ganas, y ponerte canchero con algunos detalles que vas a ir perfeccionando a medida que evoluciones tu técnica.

Lo importante es animarse, sacarse los miedos, enchastrarse y probar. Se pueden hacer con harina integral, saborizados, con cerveza, de colores y muchas otras formas. También se pueden hacer en grandes cantidades y congelar. Simplemente hay que animarse y poner las manos en la masa.