Secciones
EXCLUSIVO | La UCR le marca la cancha a Macri: las condiciones para terminar con la interna
Política Elecciones 2019

EXCLUSIVO | La UCR le marca la cancha a Macri: las condiciones para terminar con la interna

Poco a poco comienza a definirse el futuro de Cambiemos como coalición electoral.

Por Gonzalo Prado

La relación entre la Unión Cívica Radical (UCR) y el PRO pasa por uno de los momentos de mayor tensión desde que se conformó Cambiemos en 2015. Con una economía que da escasos signos de mejora, una inflación que no frena y un dólar que parece difícil de controlar en el oficialismo se ven obligados a recurrir a una herramienta que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, no sólo detesta sino que busca mostrarse en la vereda de enfrente: la política.


Sanz, Carrió y Macri en la foto con la que se lanzó Cambiemos en el 2015.

En la Casa Rosada ya dejaron en claro que en los próximos días cambiará el interlocutor con la UCR debido a que ni Peña, ni el presidente Mauricio Macri lograron cosechar los frutos de sus charlas. “Estamos un poco cansados de que nos mientan siempre”, se quejó un importante dirigente radical. A la par en el seno del PRO le piden a Macri que deje de ser quien se sienta a charlar con el ex ministro de Interior de Raúl Alfonsín y mítico operador radical, Enrique “Coti” Nosiglia. “El problema no es que Mauricio habla con el Coti, es justamente porque Mauricio es el que habla con el Coti”, se sinceran dentro del oficialismo.

Enrique "Coti" Nosiglia es el principal impulsor de que la UCR recupere su peso como partido nacional.

Nosiglia, que según sus correligionarios es el único de los dirigentes radicales que supo estar con Alfonsín que tiene una idea de que la UCR tiene que ser un partido nacional, ya tiene sus cartas sobre la mesa para alivianar las tensiones dentro de Cambiemos, cerrar la unidad y pasar al debate de cómo tendrán que hacer para plantear la victoria del espacio.

Son tres básicamente

  • Una PASO presidencial
  • Un candidato a vice radical para Macri
  • Un jefe de Gabinete propuesto por el Ejecutivo pero refrendado por el Legislativo

“Si cumplen con esas cosas es casi seguro que se convoca a la convención radical, se aprueba continuar con Cambiemos y se dejan detrás algunas cuestiones”, explicó una calificada fuente del radicalismo. En el medio Macri sumó una crítica impensada hasta hace poco: la del gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo.

El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, analiza y espera una señal del PRO para terminar con las incertidumbres.

Por la Constitución provincial en la tierra del Sol y del buen vino se encuentra prohibida la reelección del gobernador y como consecuencia Cornejo ya ungió a su sucesor, el intendente de Mendoza, Rodolfo “Rudy” Suárez. Pero Peña también hizo lo propio desde la Rosada.

El intendente de Luján de Cuyo, Omar de Marchi, buscará disputar la PASO a gobernador dentro de Cambiemos lo que enfureció a Cornejo debido a que existía un acuerdo de que no habría internas en los distritos propios sin las consultas pertinentes. El mismo modus operandi se vio en Córdoba en donde Macri pretendió impulsar a Mario Negri como el único candidato.

El jefe de Gabinete vuelve a ser apuntado por todas las críticas.

Cornejo también es apuntado por algunos miembros del radicalismo que no buscan “el micrófono” pero que si tienen peso interno. Entre los reclamos se encuentra una mayor dureza dentro de Cambiemos para revalorar el rol del radicalismo.

El pedido que se hará para la elección del jefe de Gabinete es similar a lo que sucede con el Primer Ministro en Reino Unido. De continuar en Cambiemos, y con la chance de volver a renovar el mandato de Macri si se impone en octubre, en la UCR plantean darle un poco más de institucionalidad al cargo así como también un poco de control.

“No podemos comernos otro 'chasco' como con Peña que no hace política y por ende no sirve como un escudo directo al Presidente”, afirman en el sector más cercano a Cambiemos dentro de la UCR.

Yacobitti comenzó a ganar más peso dentro de la UCR nacional.

EL RESURGIMIENTO DEL COTI NOSIGLIA

El “Coti” cosecha por estas horas no sólo elogios dentro y fuera de Cambiemos por su “resurgimiento” sino que además volvió a ser un factor de peso como hacía tiempo que no lo era dentro del centenario partido. Siempre presente, pero no expuesto, se dio una combinación que pocos pensaban: a su lógica partidaria se le sumó un músculo renovador dentro del espacio que hasta hace poco tiempo no era pensado.

La UCR porteña se convirtió en una aliada más que respetada por el Coti. Emiliano Yacobitti, Guillermo De Maya, Juan Nosiglia y varios dirigentes que estuvieron detrás de la apuesta de Martín Lousteau a partir de 2013 lograron forjar algo que incluso dentro de Cambiemos respetan: coherencia y convicciones en un resultado.

El presidente de la UCR porteña, Guillermo De Maya.

Desde 2013 comenzaron a armar lo que a la UCR le faltaba desde hacía tiempo: un candidato. Con Lousteau entre sus cartas y la confirmación de que los miembros de la seccional Capital “impusieron sus condiciones al PRO”, Coti tiene las dos caras de la moneda que se necesita para competir: un candidato y redes de negociaciones.Nosiglia tenía dudas con Lousteau y apostar a él, pero a base de resultados le demostramos que estamos a la altura. Ahora eso se nota mucho”, dijo orgulloso uno de los integrantes de la UCR porteña,

Nosiglia fue quien se juntó Cornejo el miércoles en un encuentro en el que se definió que la convención radical será convoca durante los primeros días de mayo y antes de las elecciones en Córdoba, 17 de mayo. Además llegaron al acuerdo de que todo lo que suceda tienen que tener un “gesto” del PRO. “Ellos (por el PRO) ya se dieron cuenta de que tienen que dar una muestra, una señal. Sino va a quedar como siempre que nos hacen parecer a nosotros como que sólo nos importaran los cargos y las rosca, pero el fondo no es así”, le dijo a este medio una fuente al tanto de las negociaciones.

El jefe de Gobierno porteño es uno de los nuevos interlocutores con el radicalismo.

Ese mensaje hace tiempo que llegó al macrismo y por eso comenzó a pondersarse un nuevo interlocutor. Ante la negativa de Peña de habilitar al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, para tejer acuerdo el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, recogió el guante y se volvió a poner el traje de armador del partido amarillo.

Reconocido por sus buenos lazos con el peronismo y por su gestión como alcalde porteño, Rodríguez Larreta estaría por terminar de convertirse en uno de los nuevos facilitadores para la interna de Cambiemos. “Además de no mandarnos cagadas tenemos que empezar a cerrar filas ya mismo. No podemos seguir extendiendo esta incertidumbre. Hay que darle a la UCR lo que pida para finalizar, antes de fines de abril con este tema”, afirmó una alta fuente que se encuentra en el PRO desde su génesis.

El timming parece no ser una mera coincidencia ante la cercanía de la convención. Es por eso que el “Día D” en Cambiemos que se pensó para principios de marzo con la interna de Cambiemos en Córdoba (que no se realizó) pase para abril. “Eso sí, si el dólar se sigue disparando no hay tiempo que aguante”, agregó otra de las fuentes consultadas que remarcó que no hay chance real, aún por más de los ruidos, de que la UCR abandone Cambiemos.

Temas

  • Elecciones 2019
  • UCR
  • Radicalismo
  • PRO
  • Cambiemos
  • Marcos Peña
  • Mauricio Macri
  • Raúl Alfonsín
  • Enrique Coti Nosiglia
  • Rodolfo “Rudy” Suárez
  • Mendoza
  • Casa Rosada
  • Omar Marchi
  • Mario Negri
  • Córdoba
  • Emilio Monzó
  • Horacio Rodríguez Larreta
  • Martín Lousteau

Comentarios