Menu Big Bang! News
Policiales

Rugbier arrollado: el profundo dolor de su ex novia y futura madre de su hija

En su muro de Facebook, la ex novia de Genaro Fortunato lo recordó y le pidió que sea el "ángel guardián" de la hija que espera de él.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La muerte de Genero Fortunato conmociona a toda la provincia de Mendoza. El viernes se produjo un confuso episodio en el que quien sería su novia, Julieta Silva, lo atropellara con el auto dos veces a la salida del bar "Mona", en la ciudad mendocina de San Rafael. Pero a la trama del crimen se sumó el dato de que el joven rugbier se sumó la información de que estaría esperando un hijo de su ex novia, Agostina Quiroga.

Esta joven, que conoció a Fortunato en el club, donde Quiroga entrenada hockey sobre césped. En su perfil de Facebook hizo su descargo y reveló el dolor que siente por su muerte.

Fortunato iba a ser padre.

"Sólo tú y yo conocemos la historia. Porque tú y yo la escribimos. Y no permitas que nadie te venga a decir otra cosa. Porque aún existe la gente que odia a quien toca la gloria...", comienza su mensaje. 

En otro posteo, la joven embarazada escribió que "Dios necesitaba un ángel que lo hiciera reír, que organizara fiestas", intentando compensar el dolor que siente por la pérdida. En otra parte de las líneas que escribió, le pidió que sea el ángel de Francesca, tal como llamará a la beba que lleva en su vientre. 

"Lo único que te pido es que nunca nos abandones y seas el ángel de toda tu familia. En especial de tu hija. Te fuiste y me arrancaste un pedazo de mi corazón y ese dolor lo voy a llevar para toda la vida", sumó.

La joven dejó el sentido mensaje en su cuenta de Facebook.

Entre las fotos que compartió Agostina, sumó una imagen en la que se a Fortunato mirándola mientras compartían un mate. "Mirame siempre así", agregó envuelta en un profundo dolor. 

El último recuerdo de Fortunato y Quiroga juntos.

LA MUERTE DEL RUGBIER

Julieta Silva, la mujer que atropelló a Fortunato.

Según el testimonio de un cuidacoches de la zona, el rugbier y Julieta Silva salieron del bar poco después de las cinco de la mañana. En el tramo de 100 metros, ambos mantuvieron una discusión, lo que llevó a la joven a querer abandonar el lugar. Fortunato se puso delante del auto para evitar que se vaya y se quiso subir al capot pero Silva encendió el motor del auto y arrancó. Luego de atropellarlo, dio vuelta en "U" y volvió a pasar por encima de él. 

La mujer, acusada de atropellar y matar al deportista, está internada en una sala de salud mental del hospital Schestakow. Según declaró su abogada, no está en condiciones de declarar.