Secciones
Dinero

Rebusques: cómo hacen los argentinos para poder veranear en tiempos de crisis

Crece la tendencia de planificar grandes viajes en temporada baja y usar la alta para los destinos clásicos.

Por AgustinaAcciardi

1/3
Rebusques: cómo hacen los argentinos para poder veranear en tiempos de crisis

Rebusques: cómo hacen los argentinos para poder veranear en tiempos de crisis

Rebusques: cómo hacen los argentinos para poder veranear en tiempos de crisis

Rebusques: cómo hacen los argentinos para poder veranear en tiempos de crisis

Rebusques: cómo hacen los argentinos para poder veranear en tiempos de crisis

Rebusques: cómo hacen los argentinos para poder veranear en tiempos de crisis

Desde siempre, los meses de enero y febrero han sido los más esperados para todos los argentinos que sólo piensan en descansar. Aunque muchos deciden irse de vacaciones en otra época, lo cierto es que los primeros meses del año siempre se han caracterizado por ser un momento de escape y dispersión.

Sin embargo, en los últimos años comenzó a crecer una tendencia diferente: muchos prefieren irse pocos días en temporada alta y esperan períodos más baratos para hacer viajes largos y al exterior. Por este motivo, según los expertos, hoy los argentinos prefieren organizar sus vacaciones cuidando el bolsillo y así planean el disfrute en base a promociones.

Los argentinos organizan sus vacaciones en base a promociones.

"Este verano, hay buena ocupación hotelera en varias localidades de Argentina, pero también hay mucha en el exterior. El turismo argentino en los últimos años es muy fuerte y, en el afán de crecimiento, aparecen nuevos destinos, por lo cual lo que era ya un clásico, como la costa argentina o Brasil, ahora ya es mucho mas amplio y la oferta es enorme", aseguró en diálogo con BigBang el presidente de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (Faevyt), Fabricio di Giambattista.

"La forma de vacacionar ha ido mutando, ya no son periodos prolongados. Se nota, hace años, que la gente viaja menos días y la tendencia a futuro es elegir periodos cortos y aprovechar promociones", aseguró Di Giambattista, al mismo tiempo que aclaró que a pesar de que hay destinos que siempre son elegidos por la gente, como es el caso de Miami, Iguazú y Bariloche, lo cierto es que los argentinos prefieren irse una o dos semanas en temporada alta y luego eligen las temporadas bajas para pagar menos y hacer un viaje más largo.

Iguazú es uno de los destinos más elegidos por los argentinos.

En relación a esto, Julián Gurfinkiel, cofundador de Turismo City, aseguró que la tendencia que más crece "es la de esperar una oferta, y sacar los vuelos en base a las fechas definidas por la misma". Según él, el viajero hoy en día es más flexible y organiza las vacaciones en base a las promociones que surgen en el momento.

"Hace 4 ó 5 años, empezó a crecer mucho el tema de las escapadas durante el año. Ahora con los feriados puentes va a reforzarse más y, por este motivo, muchos se guardan la temporada súper alta para ir a destinos como la costa o Punta del Este, y los viajes que son muy caros en temporada alta, los hacen durante el año", aclaró.

Muchos argentinos viajan a Punta del Este durante una o dos semanas en temporada alta.

Además, comentó que esta tendencia se refleja y se ve mucho en la costa argentina y lo que permite es que "la gente en vez de irse un mes entero a Pinamar, se guarde días para viajar a Miami o Europa durante el año".

Además, Gurfinkiel explicó a este portal que los argentinos "se fijan mucho en las cuotas" que se le ofrece para pagar su compra y que, mes a mes, crece la cantidad de gente que decide comprar a través de páginas online

Los argentinos le prestan atención a la forma en que pueden pagar su viaje.

Del mismo modo, Di Giambattista sostuvo que las personas eligen un destino por una motivación personal, pero que después se encuentra con el factor económico y, eso hace que se pueda cambiar el lugar pensado en un primer momento.

"A veces uno desvía el viaje por la cuestión económica, pero en muchos casos, la gente se deja llevar por las promociones y no reflexiona acerca de lo que va a poder hacer en ese destino, en determinada fecha. Por ahí coincide con lluvias o mal clima y no termina siendo del todo una buena oferta", precisó el presidente de Faevyt.

Las promociones a veces no tienen en cuenta el buen clima del destino.

"Antes en las agencias nos venían a ver para que le organizáramos el viaje de forma completa y, hoy, la verdad es que Internet resuelve un montón de problemas. Lo único que le está faltando a la gente es entender que cuando compra todo por separado, tiene un contrato con cada servicio y tiene que resolver cada prestación por separado", cerró Di Giambattista.

Temas

  • Vacaciones
  • Tendencia
  • Turismo
  • 2018
  • Promociones
  • Economía
  • Elección
  • Lo destacado

Comentarios