Secciones
Dinero

El volantazo de los micros para competirles a las low cost

Exigen modificaciones en los marcos regulatorios para poder ofrecer pasajes económicos. Hay una mesa de trabajo entre las cámaras empresariales, el sindicato y el Ministerio de Transporte.

Por AgustínGulman

Los empresarios del sector buscarán una serie de modificaciones que permitan mayor rentabilidad.

Los empresarios del sector buscarán una serie de modificaciones que permitan mayor rentabilidad.

Con el foco puesto en salir a competir con un nuevo actor en el rubro del transporte, las empresas de micros de larga distancia buscarán mejorar la competitividad, a partir de una serie de reclamos que presentaron al Gobierno, con el objetivo de modificar “marcos regulatorios” que existen para poder operar. “Hay preocupación porque sin estos cambios es difícil adaptarse”, aseguran.

Se trata de un actor clave en el transporte, que según detallaban a BigBang llega a alrededor de 1.600 destinos de todo el país. Sin embargo, desde la Cámara Empresaria de Buses de Larga Distancia (Celadi), aseguran que no todas las rutas son rentables, y que por el perfil de “servicio público” que ofrecen los micros, uno de los aspectos es poder conectar pueblos que sin el servicio quedarían “desconectados”.

Por la llegada de las low cost, los empresarios abrieron una mesa de diálogo con el Ministerio de Transporte.

La preocupación de los empresarios es porque el aterrizaje de las low cost en el país podría hacer temblar el mercado, con vuelos mucho más económicos incluso que en las líneas aéreas grandes. Hoy comenzó a operar Fly Bondi, mientras que en las próximas semanas comenzará a hacerlo Norwegian Air Argentina.

Un ejemplo: un micro de Buenos Aires a Mendoza ronda entre los $1.530 y los $1.760; y Fly Bondi lanzó un pasaje desde El Palomar a Mendoza por $1.796. La diferencia radica en el tiempo: vía terrestre el viaje dura unas 15 horas, mientras que en avión son menos de tres.

Las low cost llegaron al país con vuelos muy económicos.

El reclamo central que tienen entre los empresarios de larga distancia terrestre es debido a un cambio de normativas que permita ofrecer pasajes a precios económicos en determinadas franjas horarias que permita mejorar la competitividad. “Pedimos que así como se cambiaron normativas para que puedan operar las low cost, nos permitan aggiornar nuestro servicio”.

Ocurre que al tratarse de un medio de transporte regulado por el Estado, las empresas no pueden alterar las tarifas de acuerdo a la demanda de pasajes. “No podemos fijar los precios, planteamos poder hacer como hacen las empresas aéreas: ofrecer franjas horarias y asientos con precios variables”, comentaron desde Celadi a BigBang.

Uno de los principales cambios que le solicitaron al Ministerio de Transporte es evitar la salida de un servicio en el que no se vendió ningún pasaje. “Las low cost piden operar destinos con mayor rentabilidad, y a cambio no les exigen volar hacia otras zonas, como sí pasa con los micros de larga distancia”, se quejaron. Sin embargo, aclararon que no se oponen a la llegada de las líneas aéreas de bajo costo.

Los empresarios buscarán ofrecer pasajes en "banda negativa".

Entre las empresas de larga distancia cuestionan que deben cumplir con un abanico de requisitos muy amplio, y que así como tienen servicios a destinos muy rentables, deben llegar a ciudades denominadas “fomento”, que generan una ganancia que en algunos casos es baja, nula o directamente deficitaria.

Desde la cartera que comanda Guillermo Dietrich aseguran a BigBang que hay una mesa de diálogo con las cuatro cámaras de transporte, a la que se sumó además la Unión Tranviaria Automotor (UTA), el sindicato que agrupa a los trabajadores del sector, con el objetivo de avanzar en “acuerdos en materia regulatorio, de control y laborales”, que permitan “mejorar la competitividad del sector”.

En este sentido, destacaron a este medio que se resolvió la “ampliación de la banda tarifaria, que permitirá adecuar el precio a la demanda, y que las compañías puedan fijar precios, siempre y cuando respeten el rango establecido, dependiendo de la época del año y ofreciendo promociones especiales como las que lanzan a menudo las líneas aéreas en la llamada banda negativa.

Un año atrás los empresarios recibieron una compensación por la competencia de las líneas aéreas.

Según detallaron desde el Ministerio, el año pasado se firmó una resolución que permitirá a las empresas no viajar a destinos a los que no hubieran vendido ningún pasaje. Otro de los beneficios que obtuvo el sector durante el año pasado fue la ampliación de la antigüedad de las unidades, que según la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) era de hasta diez años como máximo, y ahora es de hasta 13.

Un año atrás, el Gobierno creó un fondo de "reconversión" para el transporte de pasajeros interjurisdiccional que resulta "afectado" por la competencia del servicio aéreo, y que tuvo un tope de $201 millones para compensar las pérdidas durante octubre, noviembre y diciembre de 2016. 

Temas

  • Transporte
  • Gobierno
  • Larga distancia
  • Micros
  • Low Cost
  • Fly Bondi
  • Lo Destacado

Comentarios