Secciones
Cáncer de cuello de útero: cómo se previene, para qué sirve la vacuna y porqué ataca a las más pobres
Actualidad Salud femenina

Cáncer de cuello de útero: cómo se previene, para qué sirve la vacuna y porqué ataca a las más pobres

Es importante saber que este cáncer es una de las principales causas de muerte de las mujeres en todo el mundo.

Por Agustina Acciardi

Todos los 26 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Cuello Uterino, una de las enfermedades ginecológicas que se ha convertido en la segunda causa de muerte por cáncer en mujeres entre los 35 y 64 años a nivel mundial.


Para concientizar sobre esto, es importante entender que el Virus del Papiloma Humano (HVP) muchas veces puede desembocar en un cáncer de cuello de útero, por lo que es fundamental cuidarse, hacerse controles y vacunarse.

El cáncer de cuello de útero provoca la muerte de muchas mujeres por año.

En diálogo con este portal, la ginecóloga Melisa Pereyra explicó que es importante "que las personas sepan que el HPV es un virus de transmisión sexual que lo puede tener tanto el hombre como la mujer". El hombre generalmente es el portador de esta enfermedad, aunque muchas veces no lo sabe porque no presenta síntomas.

"También puede tener lesiones en el pene, ano, genitales, lengua, boca, pero principalmente lo que intentamos los profesionales es que se conozca este tipo de infección de transmisión sexual porque es una de las causas de muerte de mujeres por cáncer de cuello de utero", aseguró la doctora.

Según explica la Fundación Huésped, en Argentina cada año se diagnostican 5000 casos de cáncer de cuello de útero provocado por el HPV y por esa enfermedad mueren 1900 mujeres.

"La causa más común del cáncer de cuello de útero es por infección por HPV. Puede haber cáncer de cuello de útero sin HPV por cualquier tipo de mecánisco celular que haga que esa transformación celular sea oncológica, pero se hace tanto hincapié en el HPV porque cuando se investiga ese carcinoma, generalmente está relacionado a una infección por este virus", sostuvo la doctora.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hoy 26 de Marzo celebramos el Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Cuello Uterino, la segunda causa de muerte por cáncer en mujeres entre los 35 y 64 años a nivel mundial. El cáncer de cuello de útero es una enfermedad que se produce cuando hay un crecimiento anormal de las células del cuello del útero, causadas por la infección de algunos tipos de Virus de Papiloma Humano “VPH” o “HPV” por sus siglas en inglés. Es un virus muy frecuente que se transmite a través del contacto sexual tanto en hombres como mujeres. Se sabe que durante los dos primeros años de inicio de las relaciones sexuales aproximadamente el 90% de las personas tienen contacto con el virus. En algunos casos nuestro sistema de defensa impide que este virus transforme las células, pero en otros casos el virus actúa y, si no se detecta a tiempo, persiste pudiendo provocar lesiones en el cuello del útero, que con el tiempo, si no se tratan, pueden convertirse en cáncer. El riesgo de tener cáncer de cuello uterino se puede reducir gracias a la PREVENCION y los pilares son: ��la VACUNACIÓN, ��el control ginecológico con PAPANICOLAU �� y el uso de método de barrera como el PRESERVATIVO Y es fundamental estar INFORMAD@S �� porque la información es SALUD y PODER. La imagen la elegí para que nos quede en claro que el HPV es responsabilidad de TODOS, cualquiera puede tener el virus, HOMBRES Y MUJERES, el HPV NO DISCRIMINA, el HPV ES RESPONSABILIDAD DE TODOS, y prevenirlo es nuestra MISIÓN. Se pusieron a pensar cómo es que un virus puede causar CÁNCER? Bueno, es así, y lamentablemente es algo de todos los días. LUCHEMOS POR LA PREVENCIÓN �� Ph: @gashtrays_ #gineconline #hpv #cancerdecuellouterino #prevencion

Una publicación compartida de Dra. Melisa Pereyra Ginecóloga (@gineconline) el

 

Para poder prevenir el contagio del HPV, hay que tener en cuenta tres factores: el uso del preservativo, la vacunación y los controles ginecológicos. Además, lo que disminuye las chances de que el virus se transforme en un cáncer es que las lesiones sean tratadas rápidamente, antes de que los años pasen y su condición se agrave.

"El uso del preservativo protege, previene, pero no al 100% porque hay lesiones por HPV que están en genitales externos, como en la vulva, ano o boca", aclaró Pereyra.

La ginecóloga también explicó a este portal que el HPV es una familia de virus, que tiene casi 100 cepas diferentes. "Se dividen en dos grandes grupos: oncogénicos y no oncogénicos y la vacuna se centra en algunos tipos oncogénicos, que son aquellos que producen ciertas alteraciones celulares que con el pasar de los años pueden hacer que esa transformación celular sea oncológica", aseguró.

 

Según Pereyra, es importante que se sepa que el hecho de que una persona esté vacunada no significa que nunca en la vida vaya a poder tener tener HPV, ya que la vacuna que está en el calendario oficial, y que es obligatoria para chicos de 11 años, cuentan solamente con las cepas que causan cáncer de cuello de útero y que son prevalentes en la zona. 

"Se puede adquirir cualquier otro tipo de infección por otro virus que no esté cubierto por esa vacuna. Si me vacuno me protejo contras las cepas más comunes de mi región que hacen lesiones graves", aclaró.

Aunque se recomienda que los niños de 11 años se vacunen, porque se supone que a esa edad todavía no iniciaron su vida sexual y eso hace que la respuesta inmune sea mejor, lo cierto es que una persona más grande también puede hacerlo, aunque no va a tener la misma protección.

La vacuna del HPV protege solo contra algunas cepas del virus.

En cuanto a los controles ginecológicos, lo importante es que las mujeres vayan al médico una vez por año y que en esas visitas se hagan el papanicolau, con el objetivo de encontrar "la lesión recién iniciándose".

"De esa manera se puede controlar si nuestro sistema inmune lo resuelve solo o si hay que hacer tratamientos locales en el consultorio", explicó, y sumó: "A veces son tratamientos más profundos que se hacen bajo anestesia para no llegar a una lesión ya cancerosa, donde se saca el cuello del útero, o a veces ya hay que tratar enfermedades avanzadas con progresión a cáncer donde se saca el útero con el cuello uterino incluido".

Por último, la ginecológa Melisa Pereyra comentó que a veces se asocia el cáncer cuello de útero como enfermedad que sufren las mujeres de clase social baja por la falta de conocimientos y la falta de controles ginecológicos, ya que a veces no tienen los medios para ir al médico o para hacerse los estudios necesarios. "De todos modos, tenga los medios que tenga la mujer, si no se controla, esa lesión puede avanzar", cerró.

Temas

  • Salud femenina
  • Cáncer
  • Cuello de útero
  • Causas
  • Prevención
  • Vacuna
  • Controles
  • Ginecología
  • Virus
  • HPV

Comentarios